Espiritualidad

Reflexión para un Domingo como hoy

Un día alguien me pregunta……… Y como esta tu vida espiritual?….. Me quede perplejo un rato mirando aquella persona……. Finalmente no respondí nada, porque no encontré nada que responder…….. Pero pensé……… Vida espiritual?, es que acaso existe una vida espiritual?…….

Si conjugamos todo lo que nos rodea, la naturaleza en principio, las criaturas, los colores, la maravilla de la ciencia, la grandeza del desarrollo de la humanidad, en fin todo lo que nos rodea y nos recrea……no es esto una vida espiritual?…..

Pero sin mas no respondí, porque no concibo una vida espiritual que no integre al ser humano con todo su entorno, una vida espiritual no puede apartarse de una sencilla sonrisa, de una coqueta mirada al cielo, de una caricia, de un abrazo, de recrearse observando un pajarillo, de pararse frente a la majestuosidad del océano, de disfrutar de un atardecer en medio de una explosión de colores.

Vida espiritual?……….es que hay una vida espiritual que no contenga la alegría de disfrutar la armonia de la creación?…….

Alvaro de Jesús.
Abril de 2012
D.R.A

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
Reflexión para un domingo como hoy.

Cuando el Maestro responde sobre el mandamiento mas importante dice “Amaras a Dios sobre todas las cosas, y a tu prójimo como a ti mismo”, de allí se desprende una afirmación que hiciera el apóstol Pablo, “Quien dice que ama a Dios a quien no ve, y odia a su hermano a quien si ve,… es mentiroso”.

Que nos queda por pensar….preocuparnos por amar al prójimo?

En lo mas nos olvidamos de la tercera parte de este resumen del decálogo que hizo el Maestro, justamente donde dice “como a nosotros mismos”.

Es probable que no tengamos muy en cuenta esta parte por preocuparnos de las otras dos.Pero pensemos que decir que amamos a Dios a quien no vemos, y difícilmente amamos a quienes vemos, no habrá allí una carga de desamor muy grande por nosotros mismos?

Si pensamos en esta probabilidad….no seria importante comenzar de abajo hacia arriba?….es decir preocuparnos por nosotros mismos para poder edificar los sentimientos que se requieren para amar en totalidad?

En conclusión…

Amarnos a nosotros mismos abre las puertas del amor hacia el prójimo, y de ahí en perfecto orden no seriamos mentirosos si decimos que amamos a Dios.

Alvaro de Jesús.
Abril de 2012
D.R.A.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
Sábado Santo….. Séptima reflexión.

Junto a la cruz estaban María madre de Jesús, María mujer de Clopas, y María Magdalena, con ellas el discípulo Juan.

Jesús pronuncia estas palabras:

” Mujer ahí tienes a tu hijo, hijo ahí tienes a tu madre”… Juan 19-25.

Aquel sublime instante nos muestra no solo la grandeza de la maternidad en la mujer, sino la fortaleza que en sí misma asumieron María madre de Jesús, y las mujeres que valientemente le acompañaron.

Podríamos vernos frente a mayor acto de valor jamas contado en la historia….unas pocas mujeres en medio de una turba embravecida y enloquecida.

Y en momentos en que la estampida de los discípulos y seguidores abandonaron a su Señor, las mujeres se sostuvieron firmes y presentes.

María madre de Jesús, asumía la maternidad de la humanidad, como Jesús hijo de Dios, nos daba la heredad de hijos a la humanidad entera.

María madre de Jesús,… Hija de Dios,… esposa del Espíritu Santo,… y Madre de Dios,… sublime mujer que enalteció a la mujer reivindicandole su lugar como copartícipe en la creación por ser generadora de vida.

En este maravilloso ejemplo de valor y fortaleza de María madre y las mujeres que le acompañaron, rindamos un tributo de admiración a todas las mujeres que a través de la maternidad han abrazado la humanidad con el mas perfecto amor.

El Amor de Madre.

Alvaro de Jesús.
Abril de 2012

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

Viernes Santo…….sexta reflexión.

Si pudiéramos trasladarnos al Golgota, aquellos instantes donde todo pareció mezclarse, donde el desenfreno, la confusión y las pasiones se habían dado cita en aquella larga noche, y en aquel amañado juicio.

Por un lado quienes conociendo la ley y los profetas actuaron deliberadamente en aquel juicio, e instigaron a Pilatos con presiones para lograr la condena del Maestro,….por otro lado quienes en medio de la esquizofrenia y el desenfreno arrastraron a la orda inclemente en medio de algarabía y gritos pidiendo la condena de quien habían recibido con palmas días atrás.

Toda esta locura contrastaba con el sufrimiento de la Virgen Maria, el Apóstol Juan, la Magdalena, algunas mujeres Romanas, y quienes en cauteloso silencio observaban toda esta injusticia, pero temerosos de sus vidas no intervinieron.

El Mesías esperado era echado fuera de la ciudad y crucificado, como signo de repudio por parte de su raza, en medio de dos bandidos, y canjeado por otro mas, el hijo de Dios, quien dijo que el y el Padre eran uno solo, moría clavado en una cruz ante la burla de unos, y la agonía de quienes se acercaron a aquel lugar.

Aquel instante se habría para la hombre…primero la heredad de Hijos de Dios, para toda la humanidad,….segundo el triunfo sobre las tinieblas de la muerte con la resurrección y la vida eterna, una dimensión diferente en un reino que no “es de este mundo”,…..y tercero el paso a la comprensión por parte de la humanidad del verdadero sentimiento de Dios, enmarcado en su misericordia.

Que heredamos?

El resumen de lo que se constituyo en un nuevo mandamiento único, surgido del decálogo de Moisés, pero concluyente en un sola verdad……

“Amaras a Dios sobre todas las cosas, y a tu prójimo como a ti mismo”.

Y en aquellos últimos instantes la humanidad entera es perdonada de aquel crimen por amor, “Padre perdónalos porque no saben lo que hacen”, y concluye en el milagro de la misericordia al tomar para si el alma de Dimas, “Hoy estarás conmigo en el paraíso”.

El Amor, daba paso al Amor, para el resurgimiento del amor universal…..

Alvaro de Jesús.
Abril de 2012
D.R.A

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

Jueves Santo….Quinta reflexión..

Viajando a través del tiempo y la memoria recorría con el pensamiento aquellos instantes de la secreta reunión en la ultima cena que nos narran los evangelios, y hoy es inevitable pensar en aquel momento.

Aquel momento era el preámbulo de lo que se iniciaría en el mundo como la rebelión de la paz,….se habían corrido los velos y el verdadero sentimiento de Dios,….el Amor de Dios seria en adelante la expresión del sentido humano en su transito hacia la heredad espiritual eterna.

Amaras a Dios y bendecirás a tu enemigo……..

Se establecía la nueva alianza de Dios con los hombres, por medio de Jesús, allí se revelaba el nuevo rumbo de lo que seria la semblanza del amor de Dios.

Como podríamos nosotros establecer verdaderamente esta alianza en nuestros corazones?

Debería verse reflejada en el servicio a nuestros hermanos?

Quien dice que ama a Dios a quien no ve, y odia a su prójimo a quien si ve……
es mentiroso?

Estará ligado el sentimiento de AMOR a Dios, nacido de nuestras entrañas, con el sentimiento de AMOR al prójimo?

Que nos falta?, que necesitamos para AMAR sin resguardos ni limites?

Formulas?, sentimientos?, ….que?

Como sentimos el amor que damos a Dios?

Alvaro de Jesús.
Abril de 2012
D.R.A.

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

Miércoles Santo…Cuarta reflexion.

No existe inspiración, pincel, letra, o sueño capaz de alcanzar la perfección y la exuberancia conque se viste la naturaleza.

Así misma se dibuja, y en sus diferentes contornos brilla el esplendor de la obra de amor de Dios plasmada en lo infinito de la alegría.

Si toda esta grandeza y perfección puede contener vida, transformarse, evolucionar, generar mas vida, vestirse cada día, llenarse de color……….

Cuan grande será el amor de quien es el amor mismo?……

Cuan grande podrá ser nuestra naturaleza espiritual una vez desprovistos de la carnalidad que nos ata, que nos retiene, que nos obliga.

Podamos remontar libres las alturas del infinito, inmersos en el corazón de Dios.

Alvaro de Jesús.
Abril de 2012
D.R.A.

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

Martes Santo……tercera reflexión……Debo perdonar a DIOS???….

SON INNUMERABLES LAS RAZONES QUE TENEMOS PARA AÑADIRLE A LA VOLUNTAD DE DIOS, MUCHOS DE LOS SUCESOS QUE NOS ATAÑEN A DIARIO.

A MI QUE ME ESCULQUEN………

En todo evento critico, como catástrofes, accidentes, enfermedades, y hasta cosas menores, usamos como consuelo, o como reclamo, la voluntad de Dios….

Desde nuestra infancia se nos enseño que no cae una hoja de un árbol sin la voluntad de Dios, por lo que ajustamos todos los eventos de nuestra vida a esa voluntad, razón por la cual sentimos estrechamente que Dios tiene una particular injerencia en todo acontecimiento de nuestras vidas, y es así cuando surgen sentimientos favorables y desfavorables respecto de esa voluntad, que nos parece en ocasiones contradictoria, y que nos hace lanzar exclamaciones de reclamo a Dios, como,……….

“por que permites Señor tanta injusticia, y tanto dolor”…….

Si bien Dios puede intervenir, y de echo lo hace, de diversas formas en nuestra vida, pues el es un Dios de vivos, no de muertos, y sabemos que como Padre se preocupa de sus hijos, es necesario ver con claridad, que también nos ha dejado en libertad en justicia a nosotros mismos, y que por esa libertad el hombre que en principio debió ser guiado e inspirado por Dios en sus acciones, ha resuelto ser independiente en ellas, al punto de transformar el mundo que le rodea con tal de dar rienda a su creatividad, excesiva curiosidad, y conveniencia…..

Por esta razón cuando escuchamos exclamaciones de dolor como, “Señor porque permitiste esto en mi vida”, frente a cualquier evento crítico, nos hace pensar que Dios pudiendo evitarlo, no lo hizo, y eso nos causa profundas confusiones de cara a nuestra relación con Dios….

Entonces diríamos, en el caso de un accidente o una catástrofe donde se ven involucradas varias personas, en las que unas salen bien libradas y otras no, será que lo que creemos a sido la voluntad de Dios, favorece a unos y a otros no.
Como se lleva a cabo esta selección Divina, y por que es así?, que impulsaría a Dios el permitir que muchas familias sufran las inclemencias de una catástrofe, donde ven devastadas sus viviendas y desolados por el hambre y la muerte, sientan que Dios se ha ensañado en ellos abandonándolos a su suerte, sin mas ni mas. O que Dios dispuso en su voluntad el azote del sufrimiento sobre ellos….

Sera acaso pruebas Divinas para medir nuestra fe, o para que recapacitemos de nuestro pecado, o para purificación de nuestras almas, o será que Dios se solaza con el sufrimiento de los que el escoge para que tenga un particular sentido lo que el hace….

Tendríamos que detenernos en muchos aspectos particulares, pero estos los encontramos a diario en el continuo acontecer de la humanidad, todos los días suceden situaciones diversas que nos hacen exclamar reclamos a Dios, por lo crudas y dolorosas, y es allí donde vale preguntarse, si verdaderamente Dios tiene injerencia o no en estos sucesos, y si es a El a quien realmente deberíamos elevar esos reclamos….

Si tomamos en cuenta nuestra participación en la transformación del medio que nos rodea, mediante esa libertad que nos permite como seres humanos, hacer uso de la creación para invertir muchos valores naturales, y para romper o cambiar ciclos naturales que por millones de años venían evolucionando sin la intervención del hombre, y no esperar que estos cambios den como resultado alteraciones en el orden de las cosas al punto de producir trastornos de consideración que en mucho terminan en una fatalidad….

Vivimos frente al egoísmo del hombre por el hombre, nos hemos clasificado, en colores, razas, estratos sociales, de acuerdo al grado de instrucción o a la capacidad económica, ambiente social, etcétera, con el fin de dar importancia reverencial a unos, y a otros no, esto en cuanto a las personas en particular.
La consecuencia de esta clasificación humana hecha por humanos, es la discriminación de quienes están sujetos a estos regímenes de ordenes sociales, y que nos conducen a diferentes eventos en los que luego acudimos a Dios como si fuera este quien hubiera sugerido estas clasificaciones, y quien favoreciera a unos pocos con mucho, y a unos muchos con poco….

Así como hemos clasificado cuidadosamente los seres humanos y de acuerdo a esto les otorgamos o no atención, también hemos clasificado la forma de vida de cada cual, el lugar y el estilo, esto unido a todos los cambios ambientales que hemos hecho a la sazón del progreso para los pocos, razón por la cual no deberíamos asombrarnos cuando viene el desastre, o la calamidad, si somos consientes que Dios ni intervino en todos estos cambios, ni los sugirió, ni los inspiro, pues el dijo claramente, “mi reino no es de este mundo”, lo que nos hace pensar que para el todas estas cosas apuntan al deseo de comodidad, vanidad, y otros tantos sentimientos puramente humanos, y que están fuera del deseo, y de la necesidad de Dios. Si vemos la condición en que se presento a nosotros desprovisto de bienes terrenales de toda índole, a lo que han dicho algunos “el Señor fue pobre para mostrarnos que en la pobreza esta la humildad”, y de esto se han servido los mercaderes de la fe para enriquecerse a costillas del pobre, por que no pensar que el Señor vino desposeído de todo para enseñarnos que no son necesarias muchas cosas para ser feliz….

Si somos consientes que Dios esta por fuera de todos los cambios que el hombre ha hecho al mundo en que vivimos, es natural que cuando viene el desastre, Dios no tenga injerencia en esto, pues ni lo provoca, ni lo desea, o no seria “Dios Padre”, teniendo en cuenta que no nos daría una piedra cuando le pedimos un pan.
Es por tal razón que Dios no debería ser culpado de los diarios aconteceres de la humanidad, Dios no es culpable de que hayamos construido aviones, barcos, autos, trenes, edificios, barrios en zonas marginales y suelos inestables, en lugares donde después del tornado, vuelven a levantar las viviendas como si no volviera a suceder algo similar sabiendo que están en zona de riesgo, o en las inmediaciones de un volcán, o no dejar de acelerar, o conducir ebrio, o tantas cosas que irresponsablemente o no, causan innumerables tragedias dolorosas, de las que culpamos a Dios, o simplemente decimos “si esa era la voluntad de Dios, debemos aceptarla”….

Nosotros hemos escogido la forma como queremos vivir, hemos fabricado las injusticias, que nos han obligado a inventar y reinventar la forma de deshacer todos los traumas que estamos causando al medio en que vivimos, que en mucho se vuelve hostil contra el hombre por ser antinatural, como entonces podemos creer que Dios provoca el desastre indiscriminadamente sobre una multitud de gentes indefensas….

A que Dios conocemos entonces, si es al que pusimos en la cruz, no creo estar hablando del mismo Dios, pues el no sugirió otra cosa que cordura, sensatez y sencillez….

En ningún caso estoy en desacuerdo con el avance del hombre por el progreso, pero si este progreso trajera medianamente justicia social para todos, sin egoísmo y fraude, entonces si se parecería un poco al deseo del Dios de la cruz, pero lo que vemos es las mismas monarquías y anarquías de siempre, solo que modernas, e inteligentemente diseñadas para someter a esclavitud al hombre en aras del progreso….

Concluyamos en este pensamiento, si Dios que se hizo como nosotros en nuestra condición de humanos, que nos enseño a llamarle Padre, que hablo de la bondad y del perdón, que no profirió juicios contra nadie, ni siquiera contra sus asesinos, puede pensarse que ese Dios traería la tragedia a nuestra casa, dejándonos devastados y llenos de dolor por el simple hecho de querer o no, que estas cosas sucedan…..

Ese no es el mismo Dios que concebimos en esos momentos, no tiene la culpa Dios de todas nuestras tragedias, deberíamos mejor preguntarnos que tanto necesitamos y con que afán todo lo que hacemos, que riesgos corremos y como podríamos evitarlos, como ser prudentes, y cuando la calamidad se sale de nuestras manos por ser inevitable, o cuando tomamos un riesgo, acudir siempre a Dios por su consuelo, sin reclamos ni culpas por lo que el no ha querido.
En todo caso es necesario aclarar que Dios interviene de forma milagrosa en determinados casos, según testimonios de quienes han tenido una experiencia muy cercana a estos sucesos, de cómo y porque se dan no es nuestra competencia, pues es insondable la mente de Dios, y es muy difícil establecer el porque de sus acciones, solo me remito a resaltar la necesidad que muchos tienen de reconciliarse con Dios, y por decirlo así, perdonar a Dios por lo que ellos creen que la voluntad Divina les causo.

En todos estos sucesos siempre hay alguna responsabilidad humana, sea directa o indirecta, por lo antes relatado, y es menester tomar clara conciencia que Dios no se aparta de sus promesas, ni de su cuidado por sus hijos, pero que no interviene en todas las circunstancias.

La humanidad cada ves mas cercana a la ciencia y la tecnología, siente cierta omnipotencia al buscar explicaciones a todo lo que le rodea, si bien ha evolucionado en medicina y otras áreas que han favorecido a miles, y que se hace necesaria toda esta ciencia por las actuales condiciones de vida, tendrá que seguir buscando nuevas formas de combatir las catástrofes que nos aquejan en razón de todas las formas en que el mundo se ha expandido, y al no terminar la maldad y el egoísmo, que aunado al deseo de poder de unos pocos para unos pocos, las guerras y las enfermedades estarán a la orden del día llevando dolor y sufrimiento a su paso….

Es probable que un día veamos un nuevo amanecer….

Es probable que Dios llore con nosotros….

Alvaro de Jesús.
Abril de 2011.
D.R.A.

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

Lunes Santo…segunda reflexión

Encontré en una ocasión un anciano mendigo sentado en el anden de una empresa de transporte, había vivido los años que le alcanzaron, había pasado por la vida lamentándose de su suerte, y en aquellos largos años de su existencia, se encontraba solo y abandonado.

Me narro rápidamente algunos apartes de su vida, de como había perdido el tiempo en la equivocación que da la pereza y el desgreño por la vida, sumido en el miedo a ser feliz…… prefirió el dolor de la amargura.

En aquella mirada aun lánguida de las horas interminables de la ardua tarea de la mendicidad, de la soledad, de la tristeza que da la pobreza……..aun así me animaba a emprender la vida, como si con sus palabras quisiera remontar todo aquello que le consumía, y en el sueño de verme triunfar, pudiera así mismo conquistar para el un pequeño instante de amor.

En el rostro de aquel anciano…..en su mirada…..en esa fugaz alegría pude ver la sonrisa de Dios, aquel instante en que me dijo….

Hay momentos en la vida que vienen y pasan….no lo dejes escapar….

Porque jamas volverán……

Alvaro de Jesús.
Abril de 2012.
D.R.A.

 %%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

 

 Domingo de Ramos, primera reflexión

Esta madrugada contemplaba entre sueño y pensamientos, aquella imagen que siempre se nos dibujó, de la entrada de Jesús a Jerusalem al lomo de un burro.

Dice la historia que las gentes le agitaban palmas a su paso cantando jubilosos al paso de su rey,

El paso triunfal de aquel rey lo hacia al lomo de un burro……y pensaba…..

Bien burro hubiese sido el burro si hubiese pensado que aquellas palmas eran para el, y aquellos júbilos…..

El burro se los dejo a quien tenia que dejárselos…….a Jesús…….y pensaba nuevamente…….

Debemos ser nosotros como aquel burro, que lleva sobre nuestros hombros el amor de Dios a las naciones, con la dulzura de nuestras acciones y el amor que prodiguemos a nuestros hermanos…….

Alvaro de Jesús.
Abril de 2012
D.R.A.

 %%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

El Apóstol Pablo cuando habla sobre el lugar de la mujer en la Iglesia, y da la sujeción de ella a su esposo en todo, en muchas ocasiones he visto que lo toman como un sentido machista de la época, y es apenas lógico en un mundo donde la mujer no quiere verse mas sujeta, ni subyugada tras siglos de cultura del macho.

Pero Pablo es muy claro si se mira con cuidado lo que dice, si bien esta influenciado por las costumbres de la época, equipara al hombre con Cristo y a la mujer con la Iglesia.

De tal forma que el hombre amará a su mujer como Cristo amo a su Iglesia y entrego su vida por ella, así mismo la mujer que tiene la facultad de agrupar la familia bajo sus brazos, se sujetara a su esposo como la Iglesia lo hace a Cristo.

En este orden, el hombre es responsable de la santidad de su esposa, ya que agrega el Apostol que debe presentarla inmaculada y sin mancha.

Si nos trasladamos a la época en que vivimos, se hace necesario que el hombre tenga un proceso de cristificacíon en su vida a fin de que su mujer repose en el, en sus brazos como en los brazos de Cristo

Alvaro de Jesús.
Marzo de 2011
D.R.A.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Entre triunfos y derrotas transcurre la vida, pero hay largos periodos de desierto que llegan a nuestra alma y que ensombrecen toda esa luz que Dios viene a sembrar en nuestro ser.
La Mirada en el desierto
Es preciso mirar con sumo cuidado todas aquellas cosas que transcurren en nuestra vida, mirarlas o vivirlas, de pronto no hay diferencia, pues la una y la otra se le parecen, ambas pasan por nuestro ser, y ambas sea en propósito, o en vivencia, llevan implícita la huella de su paso, siempre deja su rastro.
Es un despropósito pensar que el cristiano se encuentra libre de las turbulencias de lo propio de la humanidad, se teme hablar de esto o se dice en el secreto de la confesión, pero se le huye a encararlo y en mucho nos obliga a usar caretas para no reflejar la lucha que se debate en nuestro interior, como si estas no fueran propias de todos, tememos ser descubiertos, y seguimos un mundo de apariencias quizás fingiendo una devoción que no se tiene, tratando de escalar una fe sin cimientos, rodeada de un esfuerzo que en lo mucho produce amargura y no felicidad.
Es por esto que en mirada franca a nuestro interior sea posible encontrar o no la medida de lo que nos afecta y hiere nuestra alma, y nos causa tanto dolor.Ampliar el sentido de los recuerdos, guardar en el corazón aquellos que nos hieren, es el sendero de la amargura, de mano de una inmensa frustración por no haber alcanzado los anhelos propios de nuestras necesidades, entonces es probable que ante nosotros se haya un largo y tormentoso camino por el desierto de nuestras propias falencias.
Debemos tomar la rienda de estos sentimientos, encararlos con valor, descubrirlos para ponerlos a la vista, ser consientes que nos afectan y que mueven mucho de nuestro comportamiento que finalmente se refleja en nuestros hermanos que no comprenden nuestra actitud.Redescubrirnos cada día, seria quizás el comienzo de una sanación interior que nos permita permear esos sentimientos de dolor que guardamos incluso como tesoro, y que frecuentemente acariciamos, trayendo a nuestra alma amargura.Ocultarlos es el camino de eternizarlos, pretender que no existen, o que es vergonzoso hablar de ellos, sabiendo que nadie quiere aparecer débil por temor de ser abusado, o señalado, entonces esgrimimos una coraza que no es propia, y que en el mayor de los casos se ve disuelta ante los embates de las diarias contiendas, que termina perpetuando el camino del desierto.
Las tinieblas se esfuman cuando se enciende una luz, es menester hacer lo propio con las tinieblas de nuestra alma, esa luz viene a disipar toda esa oscuridad de las vivencias dolorosas, y del largo trasegar por el desierto de nuestras frustraciones, es quizás allí donde encontraremos la tan anhelada paz interior que tanto buscamos, y que difícilmente hallamos, o por lo menos tan cortamente encontramos.
No es duradera porque no se le afianza en la costumbre de sonreír, y mirar el pasado como historia que enseña a caminar en el futuro, sino como historia que nos conduce al camino del desierto, en medio de recuerdos que nos humillan unos, y que nos hieren otros.

Como recuperar el sentido de la fuerza que se necesita para encarar estos hechos que si bien pasaron por nuestra vida, debemos darle el curso para que sigan sin detenerlos a su paso, así poder lograr sanar las heridas de las contiendas de la vida, esto nos ayudara a saldar la deuda con nosotros que es la que nos produce gran frustración, de cara a encontrar soluciones propias que entierren de una buena vez el baúl de los malos recuerdos, y que nos permita disfrutar de la vida y de quienes amamos con gratitud y con felicidad.

Largo es el recorrido del desierto si no ponemos un alto a la costumbre de infringirnos dolor, de buscar continuamente entre los recuerdos todos aquellos que entristecen nuestra alma, que enlutan por decirlo así el amor que llevamos dentro y que en abundancia nos prodiga Dios.

Despojarnos de estos sentimientos es necesario para poder desplegar las alas de la felicidad, recorrer la vida con sus vicisitudes sin que nos cause amargura, sino mas bien mirando todas aquellas cosas con suma compasión, y con la esperanza de que todo tiene en gran parte solución, iniciando un camino de reconciliación verdadero con nosotros mismos abandonando los certeros juicios que nos prodigamos, y que finalmente se reflejará en una verdadera reconciliación con nuestros seres amados y con los que no amamos también.

Abrir un sendero de oportunidades a la felicidad, a los sentimientos que nos conmueven, que aunque traigan sufrimiento, es primero la compasión que la amargura, unirnos profundamente a las causas propias y ajenas, al diario acontecer con la mirada puesta en alto, sabiendo que Dios todo lo puede, y que nada es superior a nuestras fuerzas, que en El encontramos toda dicha y toda paz.

Saldremos del desierto con cicatrices, pero con heridas saldadas, recordando solo para no repetir la historia, sin que nos afecte, sin dolor amargo, entonces sabremos que hemos cerrado el capitulo de la amargura, que hemos encontrado el sendero del perdón a nosotros mismos, así podremos darlo a nuestros seres amados.

Ya no sentiremos más la derrota de nuestras frustraciones, sino que anhelaremos la dicha de emprender un camino nuevo de reconciliación.

Reencontrarnos en la felicidad significa traer a nuestros recuerdos todo aquello que nos propuso la vida en momentos gratos, en todos aquellos que nos llenaron de ilusión, que nos hicieron soñar, que nos hicieron reír, aunque muchos de esos sueños quedarán solo en sueños, que hicieron transportar nuestra imaginación por senderos de fantasías, en medio del amor, en una canción o una melodía que nos recordará el amado, en las palabras sabias del abuelo, en un poema salido de nuestra alma, de todo aquello que la vida nos propuso y que logramos para bien, de los triunfos, grandes y pequeños, de las metas logradas, de la inspiración, de la grandeza de Dios, de su infinito amor.

De la risa y el llanto que finalmente nos trajo el sentido fuerte de estar vivos, de servir a nuestros hermanos, de llevarles una palabra de consuelo, de extender nuestra mano a sus sufrimientos y dolores, ayudarles a salir de su propio desierto, sentirnos unidos a la vida profundamente reconciliados en plenitud con la creación.

Álvaro de Jesús

Marzo 8 de 2009

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
Dios, es intangible, anida en el conocimiento del alma que se transmite a los sentimientos del hombre, la semejansa de su amor la reflejamos en el amor, en el imperfecto amor entre los humanos, pero que es semejansa tangible del amor universal…
“quien dice que ama a dios a quien no ve, y desprecia su hermano a quien si ve,,,es mentiroso”…
Alvaro de Jesus.
Febrero de 2012
D.R.A
%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

Aprendí durante este proceso que en el plan de Dios no esta la enfermedad, ni el hambre, ni la muerte, ni las guerras, ni las injusticias.


Si revisamos con atención lo que en el antiguo testamento llaman la ley de Dios, no es otra cosa que 10 sugerencias amables para una excelente convivencia, que le añadieron mas de 600 preceptos que luego Jesús llamaría mandamientos de hombres, quitando estos preceptos y resumiendo en un solo mandamiento o sugerencia, “amaras a Dios sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo”, quien observe esto habrá cumplido toda la ley, y si revisamos el evangelio, es la mejor apología de esta ley, ley del amor, y si es del amor no es impositiva ni condenatoria.
Por lo tanto la muerte no tiene poder sobre quien cree en la vida eterna, solo es un paso a otra dimensión incorpórea, lejos de las dolencias propias de la materia.
De manera que las enfermedades y demás aflicciones que aquejan al hombre son producto de la manipulación de la naturaleza, y de las injusticias que al mismo hombre lo circundan.
En el plan de Dios esta el amor, y así mismo se entristece con nuestro sufrimiento, lo que viene de su espíritu reconforta al hombre en su paso por la vida en esta tierra, hasta que se cumpla su ciclo, de nosotros depende observar el movimiento de Dios en nuestras vidas, sentir su calor, su inspiración, su llamado.

Alvaro de Jesús.

Diciembre de 2011

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Han sido, son, y serán muchas y diversas las formas en que Dios se ha manifestado a sus hijos, como muchas las acciones evidentes de su presencia entre nosotros.

Desde la antigüedad quedo consignado en las escrituras, como milagrosamente y desafiando toda ley natural intervino en determinadas ocasiones, o por lo menos de lo que se llevo nota,

Lo cierto es que ha estado presente en la historia de la humanidad.

DIVINA PRESENCIA

¿Esta yahveh entre nosotros, o no?

Exodo 17 – 7

Señala la escritura en este pasaje, que el pueblo de Israel increpaba a Moisés, a quien culpaban de estar muriendo de sed, y ante la posibilidad de morir exigían que se diese una solución a su desesperación, “nos sacaste de Egipto para morir de sed”.

Ante esto, y como respuesta de Dios, indica a Moisés lo que debe hacerse, “iras en presencia de algunos ancianos al Horeb, golpearas la peña y saldrá de ella agua para que beba el pueblo”, Yo estaré ante ti, y le indica también que lleve su cayado, con el que golpeara la roca.

Manda Dios a Moisés golpear la roca con su cayado, utiliza asi un signo visible, y estos signos visibles son comunes en las acciones de Dios en el hombre, hubiera podido brotar el agua a una simple orden de vos, pero la acción de golpear la roca implicaba algo que pudieran observar.

Este mismo pueblo había presenciado tiempo atrás muchas manifestaciones verdaderamente sobrenaturales de Dios, y le esperaban aun mas, habían sido liberados del yugo de los Egipcios,  estaban siendo conducidos a través del desierto, habían recibido el mana para alimentarse, vieron abrir el mar ante sus ojos, también lo vieron cerrarse sobre el ejercito del Faraón, entonaron canticos de jubilo glorificando a Dios, “cantad a Yahveh pues se cubrió de gloria”.

Sistemáticamente Dios se sirvió de manifestaciones físicas, visibles, tangibles, para atraer la atención de su pueblo, y para que ellos estuviesen seguros de su presencia.

El cayado aparece quizás como el bastón de mando, pues es usado continuamente como signo de orden.

Es probable que algunos le atribuyeran poderes mágicos a este bastón, especialmente por el uso que se le daba, quizás no entendiendo bien que este solo era un símbolo, y que el poder verdadero venia de Dios, ni siquiera de Moisés.

Curiosamente Dios no enseño, ni ha enseñado su rostro a ningún ser viviente que se tenga historia, ni siquiera en la persona de Cristo, pues en el tomo forma humana, y cuando el Señor expreso ante la solicitud de sus discípulos “muéstranos al Padre” el respondió, “quien me ha visto a mi ha visto a mi Padre, porque el y yo somos uno”, se puede pensar que se refería a los sentimientos y el pensamiento de Dios, y mas cuando afirmaba haber venido a cumplir su voluntad, no necesariamente en sus rasgos físicos, pero aun asi al pensarse que somos imagen y semejanza de Dios, es probable que ese si hubiere sido el rostro de Dios.

Pero Dios ha sugerido siempre signos visibles para que el hombre tenga una guía, establezca un vínculo espiritual, y pueda encaminar su búsqueda sobrenatural.

No hay una raza o cultura humana que no tenga ese continuo anhelo de búsqueda de una deidad, bien podría ser por el sentido frágil y mortal que conduzca al hombre en su debilidad y frente a lo desconocido y misterioso, buscar en un ser sobrenatural, o en una ritualidad, la forma de trascender y no sentir terminada su existencia al punto de la muerte.

Pero en todas las culturas, absolutamente en todas, el hombre al levantar su vista al cielo y observar la inmensidad del universo, y no pudiendo poner limite a su observación, es catapultado a una búsqueda espiritual, que de diversas formas dio origen a muchas expresiones de ritualidad, y religiosidad.

Estas expresiones ponían al hombre frente al ser supremo que sentían en su esencia, y que a su ves trataban de darle forma mediante cultos diferentes, pero siempre identificándolos con alguna forma visible, esto dio origen a lo que llamamos “los ídolos”, que representaban diversas figuras, a las que se les adjudicaba determinados poderes de acuerdo a la necesidad de cada caso en particular.

Diferente de los estados de conciencia, y de las formas de culto, esta búsqueda dejaba rastro en las culturas, como lo identificaran, o lo representaran, quedaba sujeto a la imagen que cada cultura, o en su defecto, como su guía espiritual, concibiera esa deidad, o lo que se podría pretender era el rostro de dios, o el significado de poder, por ejemplo, un dios guerrero, podría ser diferente del dios de la fertilidad, y este a su ves diferente del dios de la lluvia, y asi sucesivamente se iban generando dioses poderosos de acuerdo a cada necesidad.

Es latente la necesidad de puntos de orientación para identificar y no perder el rumbo de esta búsqueda espiritual, lo vemos claramente en el pueblo de Israel, que aun viendo frente a ellos, y teniendo vivo el recuerdo de todas las obras de Dios frente a sus ojos durante el éxodo, y ante la tardanza de  Moisés su guía, sintiéndolo perdido, rápidamente edificaron un ídolo para ser adorado, para que se convirtiera en su guia, y si entendemos al pueblo de Israel como guiado desde Abraham, y monoteísta, es difícil explicar como pudieron exigir que se les fabricase un ídolo.

¿Que dio origen a todo este desatino?

Podríamos encontrarle muchas razones, incluso adelantar estudios sobre el tema, pero lo cierto es que el hombre debe aferrarse a una manifestación sobrenatural para no sentirse abandonado en su espiritualidad, razón quizás, y por temor a este sentimiento de abandono, entraron en el desenfreno que nos relata el éxodo.

Si seguimos adelante y nos adentramos en la formación de lo que llamamos la creación del estado entre Dios y su pueblo escogido, sin detenernos en el porque de esa elección, para seguir adelante en su formación, nos encontramos, primero que como nomadas debían estar continuamente cambiando de lugar, quizás se estacionaban por temporadas muy prolongadas en algún lugar que ofrecia ciertas condiciones de vida,  como forma de reagruparse y tomar destino, lo que los obligo a ser por asi decirlo, una ciudad rodante, construyendo tiendas como habitación, campamentos.

Al fin surgia una cultura en la que Dios comensaria  a establecer alianzas, y pactos, y que consignara su historia de forma ordenada, eso hacia necesario construir un lugar de adoracion donde tuvieran un encuentro con Dios,  de allí nace la Tienda del Encuentro.

“No os haréis dioses de plata ni de oro”, no te haras imagen o escultura de lo que hay arriba en el cielo, ni de lo que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en las aguas debajo de la tierra”, es decir, las estrellas, los animales,  plantas, y los peces, en cuanto a lo viviente. Exodo 20-3.

Hasta aquí nos queda claro, que el hombre en  búsqueda de su encuentro con esa parte espiritual que lo hala continuamente, en las diferentes culturas y razas, establece diferentes formas de culto y ritualidad, de acuerdo como cada cultura lo concebía, y en el pueblo de Israel Dios haciendo elección sobre este y mostrando asi su voluntad enseña sobre la inutilidad de los ídolos, y conduce a este pueblo incipiente hacia  la manera de expresar la adoracion a Dios como ser supremo, y de forma espiritual, “adoradores en espíritu y verdad”.

Entonces entenderíamos que ante la imposibilidad de que todo el colectivo entendiera, y concibiera este querer de Dios de la misma forma, aun hallándose en el mismo redil, tuvo que acomodarse para poco a poco ir llevando al hombre temeroso y frágil, hacia un verdadero culto espiritual.

Es asi como en la formación de su pueblo, estableció condiciones diversas en la construcción de la forma de culto, “hazme un altar de tierra para ofrecerme sobre el tus holocaustos y sacrificios de comunión, y si lo haces de piedra, no puede el cincel tallarlas, tus ovejas y tus bueyes, en todo lugar donde haga yo memorable mi nombre”, vendré y te bendeciré.

Se daba por establecido un lugar apropiado para el culto a Dios, de manera que fuera respetado este lugar como especial y querido por Dios en su conformación, asi mismo a la expresión “vendré y te bendeciré”, abría el camino para que el hombre entendiera, hasta ahí, que Dios se escogía un lugar donde quería que se le rindiese culto, y ese lugar seria el punto donde el hombre alcanzaría la bendición de Dios.

Ante este pensamiento podríamos explicarnos hoy día, la existencia de los llamados santuarios, o sitios de unción especial, donde Dios se manifiesta de forma particular, diferente de lo que entendemos hoy como presencia permanente de Dios en nuestro ser, como portadores de su Espíritu.

Debieron haber pasado lapsos de tiempo entre una indicación y otra a fin de permitir que las mentes se fueran acomodando a las formas que se iban dando, asi se escogió un día especial para el culto y el descanso, y estableció las normas referentes a la construcción del “santuario”. Exodo 25.

La tienda y su mobiliario Exodo 25-10, tenían unas especificaciones especiales en su construcción, es claro que no era de cualquier forma, sino que se hacia necesario buscar materiales específicos, medidas especificas, revestimientos en materiales preciosos como el oro puro y piedras preciosas específicas también, cada cosa en su lugar, en perfecto orden como Dios iba indicando, incluso artesanos que llevarían su unción, habría de fabricarse hilos especiales en filigrana de oro para los bordados, como telas especiales para estos ornamentos, una industria divina.

El propiciatorio llevaría dos querubines construidos en oro macizo, ordeno Dios, Exodo 25-17, puestos en ambos extremos, con las alas extendidas cubriendo el propiciatorio, uno frente al otro con las caras hacia el propiciatorio, y este a su vez encima del arca.

Y asi sucesivamente cada objeto era de especial cuidado.

De tal manera que estos querubines tenían,  forma, alas, y rostro, ¿que rostro?, no lo describe si era humano o de forma animal, solo dice allí que su rostro debía mirar hacia el propiciatorio, ¿o de que forma?, no se describe, solo dice allí querubines, y hasta donde entendemos, estos los han representado con rostro humano.

Si recorremos todo el camino de los siguientes capítulos que sigue a estos, nos encontramos frente a una detallada guia de Dios, y no solo eso sino a la forma que el mismo quiso darle al “Santuario”, a fin de que fuera un lugar especial para el encuentro del hombre con su Creador, y de esta manera guiarlo de tal modo que no se extraviara en erróneas expresiones de culto. Podríamos decir que estaríamos frente a la mas detallada intervención Divina, en donde Dios manifestase su voluntad a fin de guiar a su pueblo en el ordenamiento religioso que debía seguirse, y la forma de expresión de culto.

Hizo otro tanto en la escogencia de los hombres que serian los encargados de dirigir el culto, “ministros”, y también indico la forma como debían vestirse, y como hacer sus vestiduras, de manera que se diferenciaran del colectivo y asi mismo inspiraran respeto.

Era necesario que el hombre ya guiado por Dios siguiera un camino de educación por asi decirlo, para que pudiera expresar un culto que poco a poco se perfeccionaría en su interior.

Y encontramos todo este querer Divino y esta especial dedicación de Dios con su pueblo, en todos los capítulos subsiguientes del 25, hasta el 31, siempre dejando constancia visible de su voluntad, dejando símbolos que el hombre pudiera identificar con facilidad, y que a su ves trascendieran en las generaciones venideras.

Si alargamos el paso hasta nuestra época, y pasamos por la forma de culto de la cristiandad, entendiendo que finalmente y luego de establecida la alianza de Dios con los hombres a través de Cristo, las formas de expresión religiosa siguen siendo muy similares, y con las mismas necesidades que en la antigüedad, han cambiado algunas formas conforme al avance del pueblo de Dios, pero en esencia el hombre sigue teniendo los mismos anhelos e inquietudes.

El hombre al parecer necesita de signos visibles para orientarse, e incluso no olvidarse del culto a Dios, y de esa permanencia, pues al ser Dios un ser no visible, fácilmente el hombre puede sentirse extraviado, o abandonado por Dios, y desviarse como sucedió con el pueblo de Israel, hacia cultos diferentes. Podríamos entender que Dios esta permanentemente ejerciendo su divina presencia con el hombre, pero que este a su vez necesita puntos de referencia, también permanentes, como guía.

Es asi como probablemente para algunos se hace necesario un recordatorio, o un afianzamiento de su fe a través de objetos e imagenes  que la Iglesia avala, y que llama algunos, como sacramentales, que pueden estar representados en objetos de uso sagrado, o  representados en una imagen divina, o sagrada, en el caso de los crucifijos, y las diferentes imágenes representativas, como también de las expresiones artísticas mediante obras de arte.

Esto podría dar apariencia de idolatría, por tratarse de objetos representativos salidos de las manos del hombre, y podría pensarse que estos objetos pudieran desviarnos del culto racional a Dios, a un culto ritual equivocado en razón de no estar dirigidos directamente a Dios, sino congelados por decirlo asi, en la imagen representativa. “no te inclinaras”, en cierta forma se podría interpretar como reverencia a una imagen, como si estas tuvieran poderes sobrenaturales, y no fueran simples recordatorios.

De hecho es muy complejo establecer un orden en esto, y más si entendemos que ha hecho raíces profundas en la cultura de los pueblos, asi nos lo trasmitieron, y frente a esto es casi inevitable pararse en uno de los dos extremos.

Asi las cosas, estaríamos en la imperiosa necesidad de establecer, como valido las diferentes expresiones de fe, siempre que estas no tengan un exagerado matiz de idolatría.

Es necesario establecer la diferencia entre “culto de adoracion”, y “culto de veneración”.

Adoracion se entiende sin lugar a discusión, únicamente a Dios, y veneración como una forma de especial atención  a todo lo que se ha construido en torno suyo, y que sirve como objeto, ayuda, o punto de referencia para ayudarse en ese camino de disposición de adoracion a Dios.

Entendamos esto como todos aquellos objetos sagrados que conforman el recinto del santuario, y por estar dedicados a Dios, y que a su vez nos sirven como puntos de referencia y nada más, sin ser vistos como amuletos, que ejerzan algún tipo de poder.

Es necesario el concurso y la responsabilidad que atañe a los Ministros, por ser estos los representantes de la voluntad de Dios, y los interpretes de su sabiduría, guiar al pueblo a fin de que no se desvié del verdadero culto a Dios, que debe nacer del corazón y manifestarse en amor a su prójimo, y no se quede estancado en ritualidades que disfracen la obligación individual que cada cristiano tiene con el mandamiento del amor, pues esa es la forma de culto racional que hablaba San pablo.

Que es valido el uso de estos “sacramentales” e imágenes, toda vez que conlleven una ayuda, o recordatorio en el camino de la fe de quien necesita de estas ayudas, pero que se hace menester iluminar su camino a fin de que estos no se conviertan en objeto de adoracion, o de sentimiento mágico, y con esto se pierda todo el sentido del orden divino, entregándonos a ídolos mudos, sin ojos y sin oídos.

Es imperioso que se eduque al pueblo de Dios, si, pero que también se respeten las diferentes expresiones de fe de las gentes, las diferentes expresiones culturales, y sobre todo el camino particular de cada individuo, que tiene derecho a acercarse a Dios de la forma como este le llama, o siente su llamado.

Que busquemos la forma de erradicar todo culto desfigurado, o intencionado en fines particulares o mezquinos que puedan desviar la fe de los que se apoyan en sus ministros a fin de ser conducidos.

Y para que no seamos llamados “ciegos, guías de ciegos”.

Si,  esta Yahveh entre nosotros, si estamos continuamente frente a su Divina Presencia.

Allanemos el camino hacia el amor de Dios, con las menores talanqueras posibles entre Dios y el hombre, pero con la convicción de que todo lo que esta dispuesto por Dios para llegar a el, es indudablemente el mas grande reconocimiento de su amor, y de cómo día a día su presencia es permanente entre nosotros.

Que finalmente la fe es expresión individual de comunicación con Dios, y que el rito es la expresión colectiva del mismo.

Que es menester establecer diferencia entre los dos, ya que Dios inspiro a su pueblo a construir de determinada forma un lugar de culto especial, con el fin de que pudiera apartarse de lo común de uso diario, y venerara este lugar de forma que fuera respetado, y al que el Señor Jesús llamaría después “la casa de mi Padre”, entendiendo esta como el lugar transitorio en la tierra, ya que el destino final se encuentra en la morada eterna,  a fin de dar espacios suficientes para que el alma pueda finalmente ascender a su creador.

Alvaro de Jesús

Octubre de 2009

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

En medio de un profundo silencio miraba absorto aquella imagen, trataba de encontrar el rostro de Dios, “como trasmitirme su mirada sintiendo la calidez de su espíritu”.

FRENTE A TUS OJOS

Buscándote entre velos, y las sombras de mi mente, recorro en interna mirada todo ese infinito espacio interior, veo mil rostros, pero no se cual es el tuyo.

“Nadie ha visto el rostro de Dios, pues no resistiría su mirada, seria como el fuego, se te escaparía la vida frente a su potencia”.

Con esa expresión pasaba de mi infancia rumbo a la vida, lo oía del abuelo, y de aquellos que quizás impresionados por el capitulo de la zarza ardiendo en aquel encuentro en el Horeb “la montaña de Dios”, el temor que producía la presencia de Dios, y de cómo con suma reverencia se relata en aquel episodio, el encuentro de Moisés.

Moisés se acerca a la zarza con curiosidad, y al oír la vos de Dios que le indica quitarse las sandalias, “el lugar en que estas es tierra santa” Éxodo 3-5, rápidamente cubre su rostro, temía ver a Dios,  y recurrentemente encontramos en distintos capítulos a través de la historia del pueblo de Dios, como este inspiraba no solo respeto sino temor, “tememos ver a Dios”.

En la antigüedad, y a través de la historia de las diferentes culturas, la figura de los dioses estaba ligada al poder, a unos dioses severos, a los que había que apaciguar para que su ira no se desbordara, y cayeran sobre su pueblo calamidades, se le atribuía a los desastres naturales la ira de los dioses y los ritos se encaminaban  si bien en algunos casos a conseguir su favor como suplica, en el mayor de los casos había que disuadirlos para evitar su enojo.

De allí surgieron toda suerte de rostros, según la concepción del artesano, o su habilidad para tallar la piedra o la madera, miles de rostros tenían los dioses, pero siempre coincidían en semejanza humana, o de alguna creatura, como también eran utilizados como una forma de dominio sobre otros, o simplemente el médium quien se suponía tenia el contacto con los dioses y era quien tenia el poder de interpretar sus voluntades, ejercía un poder especial sobre todo aquel que necesitara de sus favores.

Es muy probable que estas raíces hicieran mella en los cultos modernos, en la medida en que se fueron mesclando las diferentes culturas religiosas dando origen a las nuevas de hoy que tienen semejanzas entre si,  aportando esa severidad al rostro de Dios.

Con el avance de la cristiandad y el auge del arte en las diferentes épocas, comenzamos a ver aparecer lo que serian los rostros de Dios según era concebido por el artista, y las iglesias se llenaron de imágenes y obras de arte representativas, pero fue Jesús, Dios hecho hombre quien nos mostro un rostro por primera ves, una figura real, pero aun asi su imagen no se retuvo como tal, y todo lo que hay de él hoy es solo la concepción de cada artista, y en algunos casos obedece a una visión, como el caso de una religiosa que afirma que él le poso para que dibujase su rostro. (Devoción de la Divina Misericordia).

Aun asi nadie tiene una idea clara del rostro de Dios, solo nos limitamos al sentido particular que cada uno le da, de cómo lo concebimos, entonces su rostro puede tomar distintas expresiones según el caso, o el estado del alma que se acerca a él.

Por esta razón decía en el comienzo que hay múltiples factores de influencia cultural que nos predisponen a fabricar diferentes estados en el rostro de Dios que cada uno concibe individualmente, y también colectivamente.

Si nos apartamos de todos estos conceptos preconcebidos, inducidos, o influenciados por cualquier corriente o devoción, y nos sumergimos en silenciosa observación interior, quizás podamos descubrir el rostro de Dios.

Su rostro debe reflejar claridad, se debe recrear observando su creación, agrado, ternura y compasión, debe tener en su mirada esa calurosa bienvenida siempre que nos encaminamos hacia él, esa disposición de quien siempre esta presto a auxiliarnos, a escucharnos, a llenarnos de su inspiración.

Su rostro esta cerca de todos esos sentimientos que nos llenan de amor, que nos impulsan hacia la bondad, se refleja en quien necesitado sufre, y en soledad se abandona en él, esta en toda la creación, en el profundo azul del cielo, su rostro tiene los colores de la esperanza, de la libertad, de la alegría, y por sobre todo su rostro tiene el semblante del  amor, de esos sentimientos que nos mueven hacia la eternidad, que nos llenan de confianza.

Y asi transcurría el tiempo, seguía allí absorto cada ves que me encontraba buscando su rostro, no hallaba respuestas, no concebía su imagen, no lo podía ver, hasta que descubrí que solo debía saber que…

Estaba frente a tus ojos

Alvaro de Jesús

Abril de 2010

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

La historia de la salvación ha marcado una serie de hitos en la  humanidad, enmarcada en el anhelo profundo de la trascendencia del alma, del temor y del desconcierto que produce lo desconocido.

Salvación una decisión…

Desde que se tiene historia el hombre en su búsqueda espiritual ha construido muchas formulas de salvación, como también muchas formulas para llegar a ella

La condenación no es el propósito de Dios, es una consecuencia de la libertad, y si es una consecuencia de la libertad, estamos frente a una acción o serie de acciones que previamente fueron objeto de decisiones, y si fueron objeto de decisiones asi algunas fueran compulsivas, inducidas o forzadas, existe previamente el concepto de la libertad con que estas fueron tomadas, y del consentimiento que pudieron dárseles en cada caso.

Si pudiéramos hacer un recorrido a través de las etapas de la humanidad, y con esto entráramos en los laberintos de los cultos espirituales y de las diferentes expresiones del hombre para alcanzar el favor de Dios, de sus dioses, o de sus supremas deidades, veríamos todo un abanico de formulas que pretendían mediante mesclas de ritos, y objetos “sagrados” a los que se les atribuía poderes especiales, como rigurosas formulas que debían observarse con mucho cuidado, y que trascendían en las generaciones celosamente guardadas y heredadas a los que consideraban tener esa capacidad de agradar ese mundo mágico espiritual con el que mediante estos rituales establecían comunicación, y eran puente entre determinada deidad y su pueblo, “interpretes de la voluntad de los dioses”.

Podríamos pensar que sin estos cultos y formulas no había posibilidad de alcanzar el propósito deseado, y con esto se perdía toda comunicación entre los dioses y sus pueblos, de manera que se hacia necesario recurrir a estas formulas, y solo a través de quienes tenían ese “contacto especial” con los dioses.

La pretensión del hombre en su continua búsqueda por alcanzar la trascendencia del alma, en su afán de pasar de la vida terrenal a la espiritual,  de no sentirse absorbido por la tierra, del temor de la oscuridad de la muerte, de su continua búsqueda de ese encuentro con el ser supremo,  y ser merecedor de su aprobación, ha construido a su alrededor sueños de eternidad de los cuales no tiene seguridad de su valides en razón de estar inmersos en los velos de una dimensión que no se alcanza fácilmente, o que hay que esperar la muerte para entrar en ella.

Asi al paso de los tiempos las culturas y los ritos fueron mutando, y en ocasiones mezclándose por la comunicación entre los pueblos, o por la imposición de nuevas expresiones, convirtiéndose en lo que hoy entendemos como manifestaciones culturales de fe, distinto de lo que podríamos ver como voluntad Divina sobre su pueblo.

Diríamos pues que estas manifestaciones culturales de fe obedecen a formulas entremezcladas, dirigidas a conducir al hombre a su encuentro final, y que sin estas no es posible alcanzar la salvación.

Asi las cosas la salvación seria el resultado del ordenamiento adecuado de una serie de ritualidades, y no la consecuencia de una expresión libre de buena voluntad de quien tiene oportunidad de elegir.

Las iglesias de hoy mas “modernas”, luchan por conservar las tradiciones no solo como un legado de fe, sino como una expresión cultural de los pueblos con los cuales conservar vivas las tradiciones y asi trasmitirlas a las generaciones de manera que no se pierda por decirlo asi el hilo que los sostiene y los perpetua en los tiempos.

Pero la salvación vista desde el encuentro personal espiritual con Dios, o la figura de este que cada cual se construye, y por medio de la cual surgen todas sus esperanzas, debe obedecer a un sentimiento de libertad que lo transporte hacia esa dimensión intangible del mundo espiritual, y donde no existen formulas exactas por ser tan sencilla la forma individual de acercamiento a Dios.

La salvación diríamos pues es una cuestión de voluntad, de decisión, de unión entre el ser supremo y el deseo de pasar a esta dimensión libremente, asi podemos encontrarnos frente a hechos que nos ponen de cara a esta voluntad particular, personal, diferente de lo que podríamos conjugar como el deseo Divino o misericordia.

Si nos transportamos en el tiempo hasta el Gólgota, y nos situamos en el instante de la cruz, nos encontramos frente a un acto soberano de voluntad, de decisión, si lo miramos desde el aspecto humano y personal.

Dios crucificado en medio de dos condenados:

Hasta donde conocemos quienes eran merecedores de tal oprobio habían sido considerados apátridas por sus delitos y eran expulsados de en medio de su pueblo, echados fuera de los muros de la ciudad, como signo de repudio, y crucificados.

Hasta aquí nos encontramos con dos condenados a lado y lado de la mayor expresión de amor de Dios en la persona de Cristo, pero es precisamente aquí donde antes de toda manifestación de misericordia, estamos frente a una decisión particularmente independiente de voluntad de salvación por parte de los dos condenados, sin mediar otra cosa que el estado de conciencia individual de cada uno, y como se manifiesta de forma diferente esa voluntad, uno en medio de la ignominia de su condición de condenado, frente al dolor y a la muerte, desesperadamente grita frases incoherentes llenas de amargura, el otro teniendo la misma condición del anterior en medio del dolor que le produce su estado, increpa a quien cree puede salvarle de su estado de condenado y conducirle hacia la libertad del amor de Dios, lo hace como una manifestación libre y espontanea de esa voluntad particular, del libre deseo de sentirse desencadenado de todo aquello que lo humilla, y desplegar sus alas hacia la eternidad, “acuérdate de mi cuando estés en tu reino”.

Dios frente a esta voluntad, solo tiene que manifestarle su amor y misericordia después de que este hubiera optado por este camino, “ en verdad os digo que hoy estarás conmigo en el paraíso”, queda aquí de manifiesto el sublime respeto de Dios a nuestra libertad, que es una cuestión de decisión particular y que esta por encima de cualquier formula, que alcanza a quien la solicita como auxilio en el instante que se pide, y que no le apuntan sus delitos si esta voluntad asi sea en su ultimo aliento comprende toda la inmensidad del amor misericordioso de Dios.

Frente a este hecho podemos concluir que Dios esta presto a la solicitud de sus hijos, que su espíritu viene en su ayuda porque nosotros no sabemos como pedir, y que Dios tiene como finalidad la salvación, que es su objetivo, pero que se necesita de nuestra decisión de salvación, que sin esta todo su amor no puede transparentarnos, pero que si abrimos nuestro corazón para ser iluminados por su amor, seremos absorbidos por este, como sublime encuentro.

Como el abrazo de la eternidad.

Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad

A aquellos que deciden por su salvación

Alvaro de Jesús

Abril de 2010

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Cuanto daño ocasionamos cuando intencionalmente usamos nuestra imaginación y nuestra suspicacia para inventar toda suerte de mentiras contra personas que inocentes de lo que les imputamos, se convierten en blanco de calumnias que terminan en las mentes morbosas de los que las acogen y que levantan con facilidad juicios temerarios y de oídas.

NO LEVANTARAS FALSO TESTIMONIO

Si tomáramos un sendero con una gallina, y le fuéramos quitando una a una las plumas dejándolas por todo el camino hasta despojarla por completo de sus plumas, y luego de verla pelada arrepentidos del hecho quisiéramos devolver las plumas a la gallina, tomáramos nuevamente el sendero buscándolas, ¿será que encontramos todas las plumas?, seguro que la gallina se va a quedar pelada.

Probablemente no tengamos muy claro cuando situaciones adversas de la vida se vuelven en contra nuestra, y no tengamos presente que con la medida que medimos, podemos ser medidos, que cada acción y cada omisión pueden tener consecuencias que en el largo plazo puedan regresar con tanta fuerza y golpearnos, que posiblemente no nos de tiempo a reaccionar por estar inmersos en un mundo de falsedad y engaños, que no nos permite ver con claridad la fuente de nuestros propios males, de nuestra propia inventiva.

Uno de los pecados mas comunes, y mas frecuentes, y quizás el que con mas ligereza se comete, que esta enraizado el la cultura de los pueblos, y del que todos hemos participado de una u otra forma, son el chisme, el susurro, el secretillo, que se trasmite de boca en boca, y que termina por convertirse en realidad después de tomar mil formas en la medida que se va difundiendo.

El chisme es una expresión folklórica de llevar nota de la vida particular de quienes nos rodean, ya sea por interés o por curiosidad, “siempre que esto no conlleve a destruir la imagen, o el honor de quien esta inmerso en estos comentarios”, no pasaría de ser mas que una forma picaresca de comunicación, y como dije antes, parte del folklor de nuestros pueblos, y de una costumbre enmarcada en rasgos humorísticos que ha contribuido a hurtadillas a descubrir simpáticos sucesos  desde que se conoce la historia humana.

Hasta aquí podríamos decir que no habría mala intención ni maldad en esta costumbre, sino como se anoto anteriormente, una forma humorística de descubrir ciertos sucesos e incluso de magnificarlos desproporcionadamente.

El problema surge cuando esto pierde su forma y se desfigura la imagen de una persona, un suceso, un grupo de personas, e incluso un acontecimiento histórico, es allí cuando nos enfrentamos a todo un abanico de maldad que se convierte en traicioneras calumnias que terminan por difundir y aseverar falsos testimonios  desencadenando toda suerte de engaños que terminan en males irreparables en el mayor de los casos, “pues nunca se encontraran todas las plumas de la gallina”.

El apóstol Santiago, escribió sobre la lengua, “como un miembro tan pequeño puede causar tan grandes incendios”, Santiago 3-6.

Con cuanta facilidad se miente en perjuicio de otros, con cuanta facilidad se miente para ganar escaños y conquistar intereses mezquinos, apropiarnos del honor de otros para buscar usurpar un lugar, una posición, o un bien que no nos pertenece, cuanta envidia hay detrás de esto, cuanto egoísmo, cuanta avaricia, cuanta esquizofrenia, que buscando una particular complacencia, disfruta con el daño que se le infiere a otros, y no se detiene ante nada siendo capaz de aseverar sus mentiras aun contra la vida de quien ha sido su presa.

Cuando el chisme deja de ser una inocente picardía, se convierte este en asesino de la dignidad de quien es victima, nadie debe permitir ser calumniado, ni calumniar, la calumnia le mata y le deja vivo.

A través de la historia, la calumnia ha desatado una infinidad de acontecimientos dolorosos, que ha arrastrado a la humanidad incluso a grandes y horrorosas contiendas, se han destruido vidas, se ha incitado al asesinato, se han cometido toda suerte de injusticias, y se han llevado a cabo juicios y condenas contra inocentes, como también se ha sometido a muchos al desprecio e incluso al exilio, y lo que es peor, al señalamiento de quienes acogen estas calumnias y las dan por ciertas.

La calumnia tiene muchos aspectos y formas, pero sobretodo tiene una particular capacidad de filtrarse y de quedarse en la mente de quien la recibe y la trasmite, “calumnia, calumnia, que algo quedara”, ese parecería ser la manera como se conquista hoy día espacios cuando no se tiene capacidades para competir con el razonamiento, buscando destruir al contendor, o a quien se quiere quitar del paso.

La calumnia de hoy ha ganado un lugar en la cotidianidad, es empleada como recurso en todos los ámbitos sociales, judiciales y estatales, se le elogia como derecho a la información, y se le lanza sin más ni mas, “hacia donde se dirija no importa”, la finalidad es lograr el objetivo previsto, sin el menor rubor.

La calumnia es la continuidad de una sociedad decadente, que ha perdido todo el sentido de la honorabilidad, que no repara en el daño que esto ocasiona en la vida de quien es victima, y aun cuando es considerada como un delito penal, rara vez se descubre, porque el afectado no se entera con facilidad de que es victima de calumnias, porque existe la casi totalidad de complicidad en quienes hacen caso a esta infamia y se encargan de trasmitirla a otros, en medio de una absoluta falta de conciencia.

Y aunque se llegara a descubrir la calumnia y se procesara al calumniador, rara vez se repara, pues no hay medios públicos para hacer las rectificaciones del caso, como también hay un perfecto desinterés en recoger las plumas de la gallina, por esta razón en el mayor de los casos la gallina se queda pelada.

La calumnia, o falso testimonio, es una infame mentira que mata la dignidad de su victima, sometiéndola al escarnio de las mentes morbosas e ignorantes  de quienes la acogen y la ayudan a trasmitir, e incluso la desfiguran aun más.

“No levantaras falso testimonio ni mentiras”, mandamiento ampliamente ignorado entre quienes se dicen creyentes y quienes no, pecado cotidiano enraizado y avalado, justificado, silencioso y sórdido asesino, arma mezquina de quienes no tienen el mas mínimo rasgo de misericordia con sus victimas.

En la historia la calumnia los calumniadores y los transmisores, han ocupado un espacio muy importante en un mar de injusticias a través de los tiempos, y rara vez son descubiertos gracias a la silenciosa complicidad como se anoto antes, de quienes las acogen.

Concluyamos, si la calumnia, los calumniadores, los que la trasmiten, los que la acogen, los que guardan silencio, los que cometen las injusticias basados en las calumnias,  los que levantan juicios de oídas, y todos aquellos que por acción u omisión participan de esta infamia, con sus burlas y desprecios, o simplemente indiferentes,  contribuyendo a que las raíces de este legendario mal no se erradiquen de nuestra sociedad, es muy probable que llegue a nuestras puertas un día la sombra de la calumnia,  y nos golpee.

ALVARO DE JESUS

Septiembre de 2009

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

POSIBLEMENTE NOS HEMOS PREGUNTADO MUCHAS VECES DONDE SE ENCUENTRA EL LIMITE ENTRE LO DIVINO Y LO PROFANO TAL VES PENSEMOS QUE ES FÁCIL DIFERENCIARLO PERO LO CIERTO ES QUE HAY QUE PONER MUCHA ATENCIÓN PUES SUTILMENTE SE CONFUNDE.

ENTRE LO DIVINO Y LO PROFANO

Por profano, entendamos humano

Cuando escuchamos frases como “quien no se niega a si mismo y me sigue, no es digno de mi“, nos asalta inmediatamente la pregunta, si es que alcanzar la dignidad para ser merecedores del reino de Dios, requiere de una negación total, o cambio radical de nuestro modo de vivir y nuestro modo de pensar.

Se diría simplemente que si, como si por un movimiento de nuestra cabeza se diera este cambio, de forma milagrosa, y en ocasiones ante los embates de nuestra frágil humanidad, pedimos desesperadamente ese milagro para nuestras vidas, sintiendo desfallecer nuestro animo cuando nos enfrentamos a la realidad de la lucha cotidiana.

Es probable que en nuestro concepto de Dios tengamos marcado la forma como nos lo presentaron basado en el temor y no en el amor, entonces miremos primero lo uno; El temor de Dios. La verdad de esta expresión esta fundamentada en el amor, y se diría “temo ofender a quien amo”, pero es muy probable que tengamos apropiados conceptos enraizados en mitos de abuelas, y el Dios que nos presenta el Antiguo Testamento, como también ese concepto de religiosidad que no permitía pensar sino que al contrario se limitaba a dictar sentencia contra la humanidad sin detenerse en la lucha particular.

Pero mas comúnmente nos enfrentamos al Dios justiciero, ese que fabrica nuestra propia humanidad, el que llevamos dentro de nosotros y con el que medimos fácilmente a los demás.

Pensamos que como nosotros dictamos sentencia y aplicamos castigo, Dios hace otro tanto en nuestras vidas, y aguarda sigilosamente el menor desliz, o descuido nuestro para destronarnos de la heredad prometida, y someternos a cruento destierro, si no nos arrepentimos.

Y vivimos entre lo divino y lo profano dando tumbos de confesión en confesión sin encontrar la forma de darle estabilidad a nuestro proceder, amamos a un Dios que no vemos y difícilmente compartimos espacios de respeto con quienes si vemos.

Cual es la razón por la cual no logramos ajustar nuestra voluntad para poder dirigir nuestros impulsos en rumbo a lo que hemos aprendido de Dios,  y que se encuentra en nuestra mente, tenemos los conocimientos que Dios nos ha dado, pero frente al comportamiento diario marcamos una gran diferencia, pues no tenemos claro la forma como debemos esforzarnos en el compartir en comunidad, sin importar que estilo, sino pensando siempre en que Dios no nos hizo para apartarnos y creer así que hacemos su voluntad, en lo común debemos vivir hermanados para poder así desarrollar plenamente la caridad compartida, la paciencia y el amor entre nosotros “por el amor entre vosotros sabrán que sois mis discípulos”, cuando se presenta la ocasión de vivir el Evangelio, prima mas nuestros conceptos preconcebidos e infectados de orgullo, que el simple deseo de bienestar del otro aunque nos incomodemos un poco tratando de entender que hay un limite de respeto que no podemos sobrepasar, y que si lo hacemos equivale a meter nuestros dedos en el ojo de nuestro hermano.

Por otra parte el Dios vengador, el que sale en defensa de nuestra particular forma de atropellar, apoyados en una falsa sinceridad que no es otra cosa que patanería, y todos esos Dioses que nos fabricamos nosotros en nuestra mente y que pretendemos acomodárselo a los otros sin miramiento alguno, creyendo poseer la verdad.

Es así como confundidos vivimos en continuo debate interno buscando la forma de reconciliarnos con Dios, pero paralizados para aceptar que mi hermano tiene un espacio que debo respetar, que debo respetar mi propio ser y que no me debo someter al escrutinio infame de mi mismo, sin haber aspirado a escalar el camino de la fe paso a paso.

Es como nos hacemos violencia a nosotros mismos y fatigados por los bajos resultados clamamos desesperadamente por un milagro que rompa de una vez la atadura sea cual sea que nos infringe esta angustia, no logramos comprender por que aun se la ofrezcamos como silicio, no alcanza a renovar la paz interior que tanto anhelamos, y que tanta falta nos hace para poder vivir en común al menos medianamente felices.

Y si es en nuestro propio ser, embestimos lo que no comprendemos como manejar o cambiar, y nos enfrentamos a duros juicios y condenas contra nosotros mismos, sin tener el mas mínimo asomo de caridad, particularmente si creemos que Dios esta muy ofendido y que nuestro propio esfuerzo es inferior a la fuerza que se debate en nuestro interior.

Entonces no tenemos muy claro cuando decimos “como a nosotros mismos ”, el concepto del amor propio que debemos prodigarnos con sumos cuidados para emanar agua dulce de nuestro interior, y no fuente amarga.

Vivimos mas tiempo en lo profano que en lo divino, es por eso la enorme dificultad para comprender que debo ofrecerme a mi mismo oportunidades que puedan alimentar el esfuerzo que finalmente me conducirá a experimentar la necesidad de encontrar soluciones a lo que nos angustia, pero desde la lente del amor de Dios y no desde los juicios propios.

Ser mas benignos con nosotros mismos , no quiere decir condescendientes con los errores, y debilidades, sino al contrario tratarnos con delicadeza, para abrir espacios de oportunidades que nos dirijan a encontrar caminos que nos conduzcan al amor de Dios, y que finalmente recompensen el esfuerzo por vivir desde mi interior en proceso de armonía, que pueda encender esa luz interior que se reflejara en la humanidad de nuestros hermanos, sabiendo que desde nuestras imperfecciones encontramos un espacio para comprender desde dentro que las luchas de nuestros  hermanos son también las propias y que ellos también tienen su propio afán. “no se enciende una lámpara y se le pone debajo de una mesa”. Y aunque llevemos una rutina de religiosidad no quiere decir que esta parte este en comunión con lo divino si no refleja la alegría de un  verdadero intimo encuentro con Dios, y si no se refleja esa paz que debería ser el resultado de esa intimidad, es probable que restemos y no sumemos, pues el encuentro con el amado debe resultar en luz y armonía.

Enamorarnos de Dios es quizás el único camino que nos queda por definir, pero como concibo un amor intangible cuando en lo profano no comprendo bien lo divino, como buscar ese equilibrio que anhela mi alma en mi parte en comunión con Dios, y que reclama momentos de intimidad en secreto dialogo.

Como comprender que la reja de la renunciación a lo profano nos indica que hay un camino que recorrer y que no se conquista de un solo salto, que en intimo coloquio con Dios podemos reconocernos sus hijos, que tenemos algo en común que compartimos y que heredamos, que somos seres creados de su amor y que por ese mismo amor recibimos la divinidad de el a través del proceso propio del desarrollo de nuestras vidas, que es sencillo acercarse a la divina sencillez de Dios, que nos espera lleno de compasión, que habita en nosotros como fiel guardián, que espera que volvamos nuestra mirada a el, y abramos nuestros sentidos a su luz y calor, que comprendamos que es Padre amoroso, que no nos dará una piedra cuando pedimos un pan, que llora con nuestro sufrimiento, sin abajarse de su dignidad, porque somos sus hijos hechos a su propia imagen, nacidos de su inmenso amor.

Que la justicia implica nuestra libertad, que respeta pacientemente nuestra propia evolución y que sabe que es particular en cada alma, que no se cansa de ayudar a sus hijos a comprender que su amor rebasa toda frontera y toda imaginación, que en su inmenso amor puso en nuestras manos su Cuerpo y su Sangre herencia de nuestro hermano Jesús, alimento del alma, potencia divina, recurso de amor que inflama nuestro corazón y que nos pone en directo contacto con Dios,  que su espíritu habita en nosotros,  que rompe las barreras de nuestros temores y que nos enseña a compartir el amor de Dios, que nos convido a seguirle a través de María, dilecta creatura perfecta nacida de la delicadeza de sus manos y escogida para que con su amor nos entregara la heredad eterna que nos hace inmortales, que no nos ha entregado a la infamia del mundo indefensos para que nos destrocen.

Padre perdónalos porque no saben lo que hacen” Padre perdónanos porque no sabemos lo que hacemos, y abre nuestro entendimiento a la maravilla del sacrificio de nuestro Jesús, para glorificarnos reconciliándonos en nuestras propias humanidades que tanto nos agobian, y buscando camino del cielo, la caridad desde y hacia nuestros hermanos, unidos a la hermosa sencillez de tu amor que se prodiga a todos,  buenos, y no tan buenos, y que espera por nuestra buena voluntad.

Gracias por el don preciado de la vida que nos trajo el milagro de la redención y que afianza nuestro esfuerzo por alcanzar el respeto hacia nosotros mismos por ser tus hijos, en razón de tu creación, y por nuestros hermanos que alcanzaran igualmente la gloria eterna, y para que comprendamos que en el mas confundido esta la plenitud de tu amor, así sea yo mismo.

Alvaro de Jesús.

Enero de 2009.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

PASARAN Y PASARAN LOS SIGLOS Y LA HUMANIDAD SIEMPRE ESTARA DISPUESTA A LANZAR LA PRIMERA PIEDRA

SIN DETENERSE A PENSAR QUE…….

QUIEN ESTE LIBRE DE CULPA….

No voy a detenerme en las ramas, iré directo al grano, y por decirlo así no me ocupare de las normas eclesiásticas, ni de los pareceres Divinos en este tema, y mucho menos de particularidades.

Probablemente todos en el transcurso de nuestra vida, especialmente si hemos transcurrido algunos años largos, hemos tenido cambios en nuestra forma de ver algunos aspectos de nuestra existencia, aunque no implique que por esta razón le hayamos impreso cambios, lo mas seguro es que se queden en sueños, o en ilusiones que no fueron mas que eso.

En otros, estos pueden traer a hurtadillas aventuras que en secreto se viven con toda la intensidad que estas traen, y que finalmente limpian la conciencia de todo temor, pensando que no se hace ningún mal.

El problema surge cuando se tienen compromisos previamente adquiridos, que contrastan con una imagen pública, que no solo compromete a la persona, sino la institución a la que pertenecen, como también los aspectos de conciencia de las personas que han puesto su confianza en esa imagen que hemos proyectado.

Es ahí que cuando lo que hacemos se sale de lo que debería, para convertirse en lo que quiero, entonces todo lo que nos rodea colapsa sin más, ni más.

Veremos el aspecto, no las personas, puesto que lo que me ocupa no es un juicio en particular, sino desarrollar un tema del que siempre ha habido muchas opiniones encontradas por su complejidad.

Durante toda la existencia del Celibato en los religiosos, especialmente en los Sacerdotes, siempre a existido la curiosidad de cómo estos hombres pueden negarse a aspectos tan naturales como el amor, y el deseo de establecer una familia, para entregarse al servicio de Dios.

La respuesta inmediata es, Dios los asiste con una gracia especial para sostenerse firmes en sus compromisos de fe, pero todo ser es creado libre, y por esa libertad es que puede elegir tomar rumbos y pareceres diferentes.

El Celibato es una opción en la vida Sacerdotal y religiosa de libre elección para el que la toma, al momento de tomarla, pero que se convierte en norma de vida o voto después de iniciado su proceso sacramental, o religioso.

Es necesario ponernos frente al inmenso mar de pensamientos que se cruzan por nuestra mente a traves de nuestra existencia, y lo difícil que es manejarlos con perfecta cordura todo el tiempo, sin siquiera pensar que algunos de estos en cualquier momento se puedan desequilibrar.

Es posible que nos pasemos la vida conteniendo estos pensamientos si con esto nos  sentimos  equilibrados, pero cuando de la razón y el corazón se trata, indudablemente el corazón siempre tiene mil razones para oponerse a la razón.

Diríamos pues que las flechas encendidas del demonio vienen a sacar del camino a quien por su voluntad quiso algún día establecer este compromiso, pensando que lo mantendría siempre intacto, o podríamos pensar que en el momento y época de su vida no pensaba que en lo oculto de su ser habían anhelos naturales que probablemente algún día surgirían con tanta fuerza que lo dejaría por fuera de todo aspecto previamente concebido.

Es por esa razón que se hace muy difícil establecer juicios generales sobre un tema que compromete a cada quien en particular, pero que esta radicado en una norma general.

Los juicios surgen, cuando pensamos que somos poseedores de la imagen que nos proyectan, y nos sentimos defraudados en tanto no podemos conjugar con claridad las razones por las cuales esta imagen se desmorona al tomar caminos contrarios a los compromisos adquiridos.

 

Tendríamos que detenernos en el hombre y su comportamiento, para luego con mucho cuidado examinar los diferentes aspectos que lo llevaron a realizar los inesperados cambios, cuando ilusiones o fantasías se convierten en realidad.

Surcar el camino de la vida con la absoluta certeza de que siempre estaremos bien parados, y que no habrá otra cosa que puntos de equilibrio, es quizás el paso mas ligero a la desesperación, o quizás a una inmensa frustración que termina en profunda amargura, al encontrarse al final de los años sintiendo haber despreciado todo aquello que anhelo con mucha fuerza, pero que castro de su ser en aras del compromiso adquirido.

Atreverse a hacer lo que su corazón le dicta equivale a levantar una tormenta de opiniones que se estrellaran justo en nuestras narices, precisamente por ser figura pública con una imagen preconcebida, en la que la inmensa mayoría ve al Sacerdote como un ser sobrenatural ajeno a todas las dificultades y sensaciones que nos ocupan a todos.

Pocos se han detenido en la inmensa soledad que radica en muchos Sacerdotes y religiosos, que a pesar de verse rodeados de sus feligreses y amigos, siente en sus horas intimas la necesidad del calor que el corazón brinda a quien esta enamorado, y que íntimamente acarician.

Desafortunadamente muchos que no quieren abandonar su sacerdocio porque verdaderamente lo sienten, o porque se ha convertido en su estilo de vida, aparte de los compromisos adquiridos con la comunidad, resuelven llevar una doble vida que los conduce a insospechadas acciones que ocultas temen por ser descubiertos, y que una vez descubiertos son victimas de sus propios seguidores, los que consideran sentirse traicionados por aquel que se había convertido en su figura ideal.

Es el hombre quien tiene mil formas en su comportamiento, es el hombre que esta siempre sujeto a los continuos cambios en su carácter, es el mismo hombre que aprende poco a poco a dominar, o no, sus pasiones, o lo que lo apasiona, y es capaz de romper toda norma cuando estos aspectos superan sus fuerzas y deciden dar rienda suelta a sus anhelos convirtiendo todo aquello a lo que se negaron, en una realidad ya no subjetiva.

Rasgarnos las vestiduras en pleno siglo XXI, es un desatino de grandes proporciones frente a una humanidad que se dice cultamente moderna, y lo que es peor, generalmente cómplices del mismo pecado, que en secreto mantienen, pero que condenan en los otros con mucha ligereza.

Arrojamos la primera piedra, desatamos toda suerte de juicios y condenamos a un hombre por su debilidad, pensando que este superhombre no puede defraudarnos de su imagen de la cual nos hemos apropiado, y de la cual esperamos siempre siga intacta para nuestra particular complacencia.

Como lobos feroces los entregamos a la rapiña y a la ignominia del amarillismo morboso de los ignorantes, sin el más mínimo rasgo de piedad por aquel que siendo humano no pudo contener sus anhelos.

Nos abrogamos el derecho al juicio, a la condena y al desprecio, escandalizados rasgamos nuestras vestiduras, lanzando anatemas y burlas sobre lo que haríamos sin vacilar, y sin temor, de presentársenos la misma oportunidad, pues quien más eleva su voz, es probable que más escondrijos tenga en su conciencia.

Es de valientes sostenerse en su compromiso y llevar una vida conforme a sus convicciones de fe, pero también es de valientes quienes admiten estar en camino distinto del anhelado, y pese a la avalancha de criticas de una humanidad indolente, resuelven hacerle frente, y no esperar a verse descubiertos

Lo que libremente quisieron mantener en secreto, como secretos son los pensamientos, solo que a diferencia de estos, las acciones no se conjugan de la misma forma, siempre están sujetas a ser descubiertas.

Quizás deberíamos replantear nuestra forma de ver los aspectos que atañen a los demás, y ser verdaderamente comprensivos con las acciones de otros, teniendo como base nuestra propia debilidad humana.

Setenta veces siete, seria el numero ideal de la paciencia y la comprensión que debemos tener, en aras de esperar el mismo trato cuando seamos nosotros los que estemos parados en el estrado.

Es dolorosamente triste la inmisericorde con que se agitan las masas en morbosos comentarios, y como se juzga con tanta ligereza las acciones de seres humanos sujetos a las mismas debilidades que todos, pensando que no pueden tener sus propias necesidades, y que no pueden estar sujetos a los anhelos de los que una vida no consagrada pueden disfrutar.

La pregunta facilista seria, si estos resolvieron llevar una vida consagrada, porque no lo pensaron antes?, entonces diríamos a todos estos maestros de la moral, porque teniendo compromisos adquiridos de toda índole, resuelven dar rienda suelta a sus vidas contra toda opinión, sin mediar la razón.

O porque los solteros se creen con el absoluto derecho de llevar una vida disipada, libre de juicios, y creyéndose inmunes a los errores.

Probablemente pedirían clemencia sobre sus acciones aduciendo razones de peso para sus particulares determinaciones, en una sociedad que los alaba más que condenarlos, que los considera héroes de la liberación del yugo.

Es por esto y por otras razones más que se hace imperativo el hecho de mirar los diferentes aspectos en particular, con la lente de lo humano en nosotros, para dejar a Dios lo propio de lo Divino.

Razón tuvo el Señor cuando Pedro le cuestiono por la cizaña y el trigo, le arrancamos dijo este, a lo que el Señor contesto, es preciso que crezcan juntas, un día mis Ángeles vendrán y harán la ciega, entonces separaran el trigo de la cizaña.

A nosotros solo nos compete una inmensa comprensión y misericordia, setenta veces siete en espera del mismo trato cuando nos equivoquemos también.

O arrojar la primera piedra

Alvaro de Jesús.

Mayo de 2009

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

13 Responses to Espiritualidad

  1. Anonymous says:

    Wow! Thank you! I continuously wanted to write on my website something like that. Can I implement a fragment of your post to my website?

  2. Great post, you have pointed out some wonderful details , I as well think this s a very good website.

  3. Char says:

    Grazi for mainkg it nice and EZ.

  4. Elmer Rafla says:

    I just want to say I am beginner to weblog and seriously liked this blog site. Probably I’m going to bookmark your blog post . You absolutely have tremendous article content. Kudos for revealing your website.

  5. Sherie Shuga says:

    I always was concerned in this topic and still am, thank you for putting up.

  6. Merely a smiling visitor here to share the love (:, btw outstanding layout. “Competition is a painful thing, but it produces great results.” by Jerry Flint.

  7. Wow, incredible blog layout! How long have you been blogging for? you make blogging look easy. The overall look of your site is excellent, let alone the content!. Thanks For Your article about Espiritualidad | Alvaro de Jesus Forero .

  8. Espiritualidad | Alvaro de Jesus Forero I was suggested this web site by my cousin. I am not sure whether this post is written by him as no one else know such detailed about my problem. You’re incredible! Thanks! your article about Espiritualidad | Alvaro de Jesus ForeroBest Regards Lawrence

  9. Wow, amazing blog layout! How long have you been blogging for? you made blogging look easy. The overall look of your web site is excellent, as well as the content!. Thanks For Your article about Espiritualidad | Alvaro de Jesus Forero .

  10. Hello There. I found your blog using msn. This is a really well written article. I’ll be sure to bookmark it and come back to read more of Espiritualidad | Alvaro de Jesus Forero . Thanks for the post. I’ll certainly comeback.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>